fronteras-03.png

Perspectiva

MIGRACIÓN Y LACTANCIA: UN PROBLEMA GLOBAL

Lourdes Adriana Medina Gaona1, Paulina Velasco Riestra2, Sofía Victoria de los Santos Carmona3   

Cita:  L, Medina. P, Velasco. S, de los Santos. 

MIGRACIÓN Y LACTANCIA: 

UN PROBLEMA GLOBAL.

Fronteras en Salud Global 

2022, I. Ed. 

Editor académico: Victor Rangel. José González

 

Editor asesor: Hector Carrasco

 

Editor de producción: Paola Pérez

Recibido: 5 de Enero de 2022.

Aceptado: 5 de Enero de 2022.

Fecha de publicación: 4 de Abril

 de 2022.

Actualizado: hace 20 horas

1 Estudiante de Medicina de sexto año en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; A01337201@tec.mx 

2 Estudiante de Medicina de sexto año en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; A01020481@tec.mx  

3 Licenciada en Biociencias egresada del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; sofiadelossantosc@gmail.com

Resumen:La migración es un fenómeno que nos ha acompañado a lo largo de la historia. Actualmente, el número de mujeres migrantes ha incrementado, ocasionando así la migración de niños pequeños o el abandono de estos en sus países de origen desde etapas tempranas, dejándolos incluso sin la oportunidad de recibir lactancia materna. La lactancia materna es una de las estrategias más costo-efectivas para mejorar la salud infantil y materna.  Este artículo tiene como fin el visibilizar la problemática que enfrentan las mujeres migrantes, en condición de migrante regular o irregular, y expone intervenciones exitosas realizadas en países con diversas condiciones sociales y económicas con el fin de servir como ejemplos para la realización de políticas públicas orientadas a fomentar la lactancia materna en las poblaciones migrantes. 

La migración es un fenómeno que nos ha acompañado a lo largo de la historia de la humanidad. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), un migrante es alguien que ha residido en un país extranjero durante más de un año independientemente de las causas de su traslado, voluntario o involuntario, o de los medios utilizados, ya sean legales u otros1. En los últimos años, esta población se ha vuelto blanco de violación de los derechos humanos, entre ellos el de la salud. Actualmente, el número de mujeres migrantes ha incrementado, ocasionando así la migración de niños pequeños o el abandono de los mismos en sus países de origen desde etapas tempranas, dejándolos incluso sin la oportunidad de recibir lactancia materna. Entre 2000 y 2015, el número de migrantes internacionales aumentó un 41%, siendo la mitad mujeres2. 

La leche materna es un alimento rico para el infante, ya que le provee las calorías necesarias para que este se desarrolle y crezca correctamente, además de proporcionar defensas contra infecciones mediante la transmisión de anticuerpos. Por lo anterior, la lactancia materna es una de las estrategias más costo-efectivas para mejorar la salud infantil y materna. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dar lactancia materna exclusiva (LME) durante al menos los primeros 6 meses de vida, ya que es una herramienta clave para evitar la desnutrición y enfermedades comunes de la infancia, disminuyendo así las cargas económicas a los sistemas de salud y mejorando la economía familiar3. 

 

Hay diversas razones y estresores por las cuales una mujer migrante no puede dar lactancia materna, entre ellas: el proceso del embarazo, parto y postparto, la situación social, los cambios drásticos vitales, y las dificultades en el proceso de migración que generan confusión, molestia y estrés debido a las diferencias y discrepancias con respecto a valores, usos y costumbres. Dada la naturaleza multicultural intrínseca de la migración, se debe generar una respuesta adaptativa por parte del personal sanitario que atienda a migrantes, así como del sistema sanitario en sí 4,5,6,7.

 

¿Qué pasa con las mujeres migrantes que dan lactancia?

Las mujeres migrantes sufren violencia estructural que dificulta aún más la lactancia de sus hijos, como lo son: el difícil acceso a servicios de salud, el choque cultural, la falta de espacios seguros para la práctica, desconocimiento de técnicas de lactancia, entre otros5,6,7 (Tabla 1) Un estudio realizado por Wood en 2017 buscó identificar facilitadores y barreras para la lactancia en mujeres migrantes Chuukese en Guam. La lactancia exclusiva en esta región, Micronesia y Chuuk, es considerada como una práctica normal en donde el 79% de los niños siguen recibiendo lactancia a los 6 meses. El número cae cuando se trata de mujeres migrantes de esta población, ya que disminuye al 28.5% en la primera consulta y al 1% en la segunda8. Una de las más grandes causas es la introducción de la fórmula o sustituto de leche materna a estas madres. Esta suele ser recetada por el personal de salud, y las mujeres lo ven como una introducción a la modernidad y un medio que les permite trabajar 9,10,11. 

 

Por contraparte, en un metaanálisis publicado en 2019 se hablaba de la tasa de lactancia en mujeres no migrantes y migrantes en países de altos ingresos. Se encontró que las mujeres migrantes son dos veces más propensas a continuar la lactancia materna. La estimación conjunta de estos estudios indicó que el inicio de la lactancia materna exclusiva fue un 20% mayor en las mujeres migrantes 12. Es necesaria la realización de estudios para comprender las determinantes sociales de la salud que llevan a estas mujeres a dar o no lactancia materna exclusiva en diferentes condiciones de vida 13,14.

 

En situación de crisis humanitaria, como en la que se pueden encontrar personas migrantes, la promoción de lactancia materna se vuelve un reto. Es común encontrar distribución masiva de sustitutos de leche materna, pensando que es una forma de alimentar a niños con desnutrición 4. Sin embargo, se ha demostrado que niños alimentados con fórmulas tienen mayor riesgo de infecciones y malnutrición 3. Por tanto, la promoción de la lactancia y el cuidado a la mujer migrante toman relevancia, por ello es necesaria la implementación de medidas que permitan a las mujeres migrantes dar lactancia con la seguridad y comodidad que la misma demanda.

 

Algo importante es la aplicación de escalas para medir la autoeficacia de las mujeres al momento de dar lactancia, no se trata únicamente si se está llevando o no a cabo, sino el comprobar que se lleve a cabo adecuadamente13,14. Se han creado diferentes escalas que buscan medir que tan auto eficaz es la mujer al dar lactancia. Una de ellas es la Escala de Autoeficacia para la Lactancia Materna13 (BSES por sus siglas en inglés), un instrumento de medición que consta de 14 preguntas acerca de la autoeficacia y satisfacción de la lactancia materna. Cada pregunta se evalúa con una puntuación de 1 a 5, dónde 1 significa “nada segura” y 5 “muy segura”. En el estudio Determinantes de la Lactancia Materna Exclusiva en una Muestra de Inmigrantes Latinas en los EE.UU. (2018), se encontró que las madres latinas que continuaban con la LME después de los 4 meses obtenían un puntaje mayor en la BSES, en comparación con las que sustituyen con fórmula. Además, se observó que las madres que daban leche materna el primer mes de vida, pero que contaban con un menor puntaje de la BSES, eran más propensas a dejar la LME en los siguientes meses 9.

Diversos esfuerzos se han realizado para el apoyo de estas mujeres y niños, uno de ellos el Baby Friendly Hospital Initiative o en español La Iniciativa Hospital Amigo del Niño, fundada en 1991 por la unión de la ONU y UNICEF con el fin de proteger, promover y brindar apoyo a la lactancia materna, mediante la implementación de infraestructura que provea servicios de maternidad18. El reporte de 2013-2014 de esa iniciativa reportó que este programa mejora un 89% la LME en Latinoamérica y el Caribe18. Este mismo programa se ha traducido a otros idiomas como el árabe con el fin de brindar apoyo a las migrantes de países como Siria y Turquía en campos de refugiados en 202119. Programas como este que se sustentan en la implementación de facilitadores tanto materiales como de educación son necesarios para la prevención de enfermedad, correcto desarrollo de los niños migrantes y el apego de madre a hijo en esta población. 

 

Recomendaciones

Las mujeres y sus hijos migrantes se enfrentan a la lactancia como un reto. A continuación, enlistamos algunas acciones que se han llevado a cabo en diferentes países y por diversas organizaciones con el fin de promover la LME en mujeres migrantes. Es importante que tanto países de tránsito como países destino realicen las siguientes actividades:

 

  • Proveer a las mujeres migrantes y a sus hijos con acceso a salud y educación uno a uno sobre lactancia, tomando en cuenta las barreras socioculturales que pueden estar presentes16,17.

  • Implementar estrategias comunitarias que fomenten la lactancia, involucrando medios de comunicación y campañas publicitarias que tomen en cuenta el contexto de las poblaciones migrantes16,17.

  • Evitar, los productos sustitutos de leche materna a mujeres migrantes, a menos de que existan contraindicaciones para la lactancia materna. En caso de ser necesarios, los sustitutos de leche materna deben ser accesibles y seguros. Que se desarrollen campañas de salud que fomenten la lactancia materna adaptadas a la cultura de las poblaciones migrantes11,16,17.

  • Implementar legislaciones que protejan el derecho de otorgar lactancia materna a mujeres privadas de su libertad y permitir lactancia materna a mujeres que se encuentren privadas de su libertad 16,17.

  • Proveer una escala para medir la autoeficacia de las mujeres al momento de dar lactancia, sobre todo a aquellas que se encuentren en situación de vulnerabilidad 13,14.

  • Los países receptores deben fomentar que su población conozca y practique lactancia materna, para evitar que inmigrantes sufran por estigma al lactar, y para que migrantes que no acostumbraban a lactar, adopten esta costumbre 15.

  • Implementación del Código Internacional de la Comercialización de los Sustitutos de la Leche Materna, por la OMS y la UNICEF, el cual establece la revisión de la venta y promoción de sustitutos de la leche materna (fórmulas), además de fomentar y proteger la lactancia materna exclusiva 10,11.

 

Conclusiones

La lactancia materna es una actividad de beneficio tanto para la madre como para el niño. La migración de estos grupos vulnerables presenta un problema para la nutrición, crecimiento y desarrollo de los niños que son trasladados junto con sus madres en puerperio. Las condiciones durante el traslado y asentamiento a un país distinto impiden que la LME sea casi imposible de satisfacer, por tanto, representa un problema de salud global poco reconocido, que de no atenderse seguirá creciendo y, como consecuencia, provocar el riesgo de desnutrición en infantes y un aumento en las tasas de mortalidad infantil. Se han realizado diversas iniciativas que han probado ser efectivas para proteger, promover y apoyar la lactancia materna, incluso en múltiples idiomas y adaptados a distintos países, sería importante continuar con estos proyectos y desarrollarlos acorde a normas culturales y costumbres de poblaciones migrantes, países de tránsito y receptores. 

REFERENCIAS
  1.  Naciones Unidas (2021) Migrante. Recuperado de: https://www.un.org/es/global-issues/migration 

  2. ONU mujeres (2021). Mujeres refugiadas y migrantes. Recuperado de: https://www.unwomen.org/es/news/in-focus/women-refugees-and-migrants 

  3. UNICEF (2021). Lactancia Materna. Recuperado de: https://www.unicef.org/mexico/lactancia-materna 

  4. Barranca F, Schultink W. WHO | Breastfeeding in emergencies: a question of survival [Internet]. Commentary. 2016 [cited 2020 June 1]. Recuperado de: https://www.who.int/mediacentre/commentaries/breastfeeding-in-emergencies/en/

  5. Linares AM, Gómez ML. Determinantes de la Lactancia Materna Exclusiva en Determinants of Exclusive Breastfeeding in a Sample of Latino Immigrant Women in the USA. Vol. 4, J. health med. sci. 2018.

  6. Mirk S. “Amamantar Y Migrar” Explores Detained Migrant Women Breastfeeding [Internet]. 2019 [cited 2020 June 1]. Recuperado de: https://www.bitchmedia.org/article/two-moms-share-stories-migration-and-breastfeeding

  7.  Pérez F, Directores R, Peralta I, Inmaculada R, García G. Las mujeres inmigrantes y su respuesta psicológica en el puerperio inmediato. [Internet]. Universidad de Granada; [cited 2020 June 1]. Recuperado de: https://digibug.ugr.es/bitstream/handle/10481/21628/20761181.pdf?sequence=1&isAllowed=y

  8. Wood KM, Qureshi K. Facilitators and Barriers for Successful Breastfeeding Among Migrant Chuukese Mothers on Guam. SAGE Open Nurs [Internet]. 2017 Dec 1 [citado 2020 Junio 1];3:237796081668890. Recuperado de: http://journals.sagepub.com/doi/10.1177/2377960816688909

  9. Msthews M, Manderson L. Infant feeding practices and lactation diets amongst Vietnamese immigrants. J Paediatr Child Health [Internet]. 1980 Dec 1 [citado 2020 Junio 1];16(4):263–6. Recuperado de: http://doi.wiley.com/10.1111/j.1440-1754.1980.tb01312.x

  10. International Code of Marketing of Breast-milk Substitutes [Internet]. [cited 2020 Jun 1]. Available from: https://www.who.int/nutrition/publications/code_english.pdf

  11. National Implementation of the International Code of Marketing of Breastmilk Substitutes (April 2011). New York; 2011 Mar.

  12. Dennis C, Shiri R, Brown HK, Santos HP, Schmied V, Falah‐Hassani K. Breastfeeding rates in immigrant and non‐immigrant women: A systematic review and meta‐analysis. Matern Child Nutr [Internet]. 2019 July 26 [citado 2020 Junio 1];15(3). Recuperado de: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/mcn.12809

  13. Begoña DA, Guadalupe Del Castillo A, Marta CM. Grado De Satisfacción Y Autoeficacia Para La Lactancia Materna (Escala BSES-SF). Zaragoza; 2018.

  14. Tuthill EL, McGrath JM, Graber M, Cusson RM, Young SL. Breastfeeding Self-efficacy: A Critical Review of Available Instruments. Vol. 32, Journal of Human Lactation. SAGE Publications Inc.; 2016. p. 35–45.

  15. Bayram Değer V, Ertem M, Çifçi S. Comparison of the Breastfeeding Practices of Refugee Syrian Mothers and Native Turkish Mothers. Breastfeed Med [Internet]. 2020 Mar 1 [cited 2020 June 1];15(3):170–5. Available from: https://www.liebertpub.com/doi/10.1089/bfm.2019.0233

  16. Miguel Ángel GB, Emanuel O, Bernardo H, Luz María K, Vanessa A, Alma Lucila Sauceda VB. Arranque parejo en la vida: evaluación del programa de acción 2000-2005 [Internet]. Cuernavaca; 2006 [citado 2020 Junio 1]. Recuperado de: https://www.insp.mx/produccion-editorial/publicaciones-anteriores-2010/649-arranque-parejo-en-la-vida.html

  17. Msambichaka B, Mkopi A, Mulokozi A, Manzi F, Mrisho M. Evaluation of PMTCT Program in Refugee Camps in North IFAKARA Health Institute (IHI) Report prepared by [Internet]. 2003 [citado 2020 Junio 1]. Recuperado de https://www.unicef.org/evaldatabase/files/Tanzania_2009-005_-_PMTCT_Report_FINAL24Nov09.pdf

  18. PAHO (2016). La iniciativa hospital amigo del niño en Latinoamérica y el Caribe: Estado Actual, retos y oportunidades. Recuperado de: https://iris.paho.org/handle/10665.2/18829 

  19. Songül S et.al. (2021) Breastfeeding characteristics of Syrian refugees in Turkey. World Health Organization. Recuperado de: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/341820/WHO-EURO-2021-2545-42301-58509-eng.pdf?sequence=1&isAllowed=y 

Anexos
Tabla.png
Entradas Recientes