• Paola Monserrat Pérez Rioja

Prohibición de la himenoplastia

El gobierno de Reino Unido, durante la semana del 24 de enero, agregó una enmienda a su proyecto de ley de salud, en la cual se criminaliza la realización de la himenoplastia. Esta cirugía es conocida como la técnica que se lleva a cabo para reparar el himen.(4)


El himen es una membrana delgada que cubre parcialmente el orificio superficial de la vagina, que por lo general se rompe durante las relaciones sexuales. Sin embargo, también puede romperse a través de actividades como montar a caballo, usar tampones y al masturbarse, lo cual significa que el concepto de tener un himen roto no es sinónimo de que una mujer ha tenido relaciones sexuales. (1)

Para constatar que el himen se encuentre intacto, se han llevado a cabo pruebas de virginidad en ciertos lugares del mundo. Este examen evalúa la integridad de la membrana, para determinar si una mujer o niña ha tenido relaciones sexuales vaginales previamente. A pesar de que el examen no cuenta con un mérito científico ni cuenta con una indicación clínica directa, se sigue llevando a cabo en al menos 20 países del mundo. Las mujeres y niñas son sometidas a la comprobación de su virginidad, a petición de los padres o posibles pretendientes o empleadores para confirmar si son o no aptas para el matrimonio o el empleo. (2)

El gobierno de Reino Unido ya se había comprometido a criminalizar estas pruebas de virginidad desde julio del 2020. Parece lógico el camino que toman a inicios de este año, al buscar criminalizar la realización de la himenoplastia.


La himenoplastia es una cirugía donde a partir de tejido cicatrizal en la vagina, se reconstruye el himen, para permitir que la mujer sangre en la relación sexual seguida al procedimiento, para así dar la impresión de no contar con antecedentes sexuales previos. (1) Hoy en día, sabemos que la himenoplastia es una práctica innecesaria. Celebramos a los gobiernos, como es el caso del Reino Unido, que abogan por los derechos sexuales de las mujeres y promueven leyes que prohíben tanto la verificación de la virginidad, como la realización de la himenoplastia por parte de médicos. A su vez, debemos tomar en cuenta que en ciertas culturas las mujeres son consideradas no vírgenes por carecer de un himen íntegro, lo cual les puede hacer enfrentar prejuicios, castigos e incluso medidas que lleven al daño físico y la muerte. Un ejemplo es Irán, país donde el tener relaciones sexuales prematrimoniales es considerado un delito, y donde, regidos por el Corán, las consecuencias de no pasar la prueba de virginidad van desde el divorcio hasta la muerte. Se debaten las repercusiones de negarles el procedimiento a estas mujeres. (3)


Debemos tener en claro que la virginidad no es un término médico ni científico, es un concepto social, cultural y religioso que refleja la discriminación de género contra las mujeres y las niñas. La expectativa social de que las niñas y las mujeres deben seguir siendo vírgenes se basa en el estereotipo de que la sexualidad femenina debe reducirse al matrimonio y esta idea termina por ser perjudicial para las mujeres y niñas a nivel mundial. (2)


https://media.istockphoto.com/photos/back-view-of-patient-woman-sitting-on-bed-in-hospital-ward-looking-picture-id1202857752?k=20&m=1202857752&s=170667a&w=0&h=DBxBiQjv2AMtCFkcHezq43C7X910hGB3urgwnZOTrz4=

En cuanto a la postura médica, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) desalienta el procedimiento de himenoplastia, declarando que la comercialización de tal procedimiento es preocupante y que su seguridad y eficacia no han sido documentados. (3) El Real Colegio de Obstetras y Ginecólgos (RCOG) en agosto de 2021 se opuso firmemente a las prácticas de prueba de virginidad e himenoplastia argumentando que ninguno de los dos es médicamente necesario en ninguna circunstancia e hizo un llamado al gobierno del Reino Unido para establecer la prohibición de estas prácticas. (1)


Dentro de las opiniones, se abre el debate sobre si condenar la himenoplastia en su totalidad fracasa en identificar los aspectos socioculturales de la paciente. En pacientes quienes las consecuencias podrían ser peores al negar el tratamiento de la himenoplastia, la empatía juega un papel importante. Como en todos los casos, se debe evaluar los aspectos físicos y socioculturales de la paciente para evaluar las repercusiones de no realizar la cirugía. Sin embargo, sabemos que el verdadero impacto reside en la eliminación del concepto de virginidad, la realización de pruebas y la himenoplastia, como parte de la limitación a la sexualidad femenina en todas las religiones y culturas.





Referencias:


  1. RCOG position statement Virginity testing and hymenoplasty. Rcog.org.uk (2021). at <https://www.rcog.org.uk/globalassets/documents/news/position-statements/rcog-virginity-testing-hymenoplasty-position-statement-august-2021.pdf>

  2. Organismos de las Naciones Unidas piden que se prohíban las pruebas de virginidad. Who.int (2018). at <https://www.who.int/es/news/item/17-10-2018-united-nations-agencies-call-for-ban-on-virginity-testing>

  3. SENG KHOO, L. Hymenoplasty and virginity – an issue of socio-cultural morality and medical ethics. (2016). at <https://www.entandaudiologynews.com/media/2745/pmfadj16-hymen-khoo-senna-fernandes.pdf>

  4. Summers, H. ‘Virginity repair’ surgery to be banned in Britain under new bill. the Guardian (2022). at <https://www.theguardian.com/global-development/2022/jan/25/virginity-repair-surgery-to-be-banned-in-britain-under-new-bill>



13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo